Tuesday, April 14, 2009

BMS: ¿megafusión o futuro en solitario?


Después de las tres megafusiones acaecidas durante el primer trimestre de este año, otras de las gigantes del sector comienzan a inquietarse al ver que pueden llegar a perder su gran oportunidad, sobre todo en un momento en el que numerosas compañías se pueden comprar a buen precio. Entre ellas llama poderosamente la atención que Bristol-Myers Squibb (BMS), objeto frecuentemente de especulaciones sobre su adquisición durante los últimos dos años, siga manteniéndose independiente. Numerosos analistas han considerado que BMS podría ser la siguiente presa en la nueva ola de consolidación que han iniciado algunas de las compañías del top ten del sector.

Entre las posibles farmacéuticas a las que podría interesar hacerse con la propiedad de BMS, se viene citando a AstraZéneca, GlaxoSmithKline (GSK), Johnson & Johnson (J&J) o Sanofi-Aventis. Esta última es con la que se ha especulado en más ocasiones y es la que parece reunir más argumentos a su favor. Uno de los de más peso lo constituye el hecho de compartir la comercialización del anticoagulante Plavix (clopidogrel DCI) y del antihipertensivo Avapro/Aprovel/Karvea (irbesartán DCI), cuyas patentes vencen en 2012, año en que perdía también los derechos de comercialización del antidepresivo Abilify (aripiprazol DCI), aunque acaba de acordar con Otsuka su renovación hasta 2015. En 2008 los tres productos aportaron el 45 por ciento de la facturación neta total.

Durante los últimos dos años, James Cornelius, el consejero delegado que sustituyó a Peter Dolan al frente de la compañía, ha gobernado con éxito el destino de ésta, anticipando medidas de respuesta a futuras amenazas competitivas y preparándose para sortear la crisis que vive el sector. Ha cerrado acuerdos de licencia, y desinvertido en operaciones que no considera parte de su negocio principal, empleando el efectivo obtenido en la adquisición de pequeñas compañías con el fin de fortalecer su pipeline.

Por ello se ha desprendido de unidades de negocio que no son propiamente farmacéuticas y ha sacado a bolsa parte de la unidad de nutrición infantil Mead Johnson. Desde el pasado mes de septiembre ha logrado cerrar seis acuerdos, y ha finalizado el 2008 con 8.000 millones de dólares en tesorería. Además, mediante los programas de reducción de costes que ha puesto en marcha pretende alcanzar un ahorro de 1.500 millones de dólares anuales en 2010. Todo ello ha convertido a BMS en una compañía aún más interesante para ser objetivo de compra, lo que se ha visto reflejado en la evolución del valor de su acción.

Su cartera de productos se revela especialmente atractiva en las áreas de cáncer, cardiovascular y biológicos. Entre los productos que tiene en fase final de investigación con grandes posibilidades de alcanzar el mercado a corto plazo se encuentran apixaban (anticoagulante) y saxagliptina (antidiabético), ambos con potencial para llegar a convertirse en blockbusters. Sin duda, este atractivo pipeline encajaría muy bien con las necesidades de Sanofi, ampliando sus propias líneas en las áreas citadas y permitiéndole reforzar su presencia en Estados Unidos. Aun así, su consejero delegado, Chris Viehbacher, declaró estar considerando adquisiciones en el rango de los 5.000 a los 15.000 millones de dólares, lo que supone implícitamente el descarte de BMS.

Por su parte, lejos de despejar incógnitas, Tim Anderson, analista de Bernstein Research, acaba de rebajar la calificación de las acciones de BMS, desde un comportamiento esperado "por encima del mercado" a "similar al mercado". Según la información difundida por Associated Press, Anderson considera menos probable la megafusión, ya que GSK, Eli Lilly, AstraZéneca y Sanofi-Aventis han descartado la compra de una gran farmacéutica y tampoco considera probable la adquisición por parte de J&J o Abbott. ¿Continuará pues BMS su camino en solitario?

6 comments:

FERNANDO COMAS said...

Y por que no Novartis? Si consideramos las coincidencias de portafolio no sería una idea descartable.Esto permitiría a Vasella reforzar su posición en USA y complementar "oncología".
Roche, por el momento se vé lejos y, cada día está mas fuerte.
Saludos-

Miguel A. Tovar said...

Fernando, gracias por el comentario. Creo que tú conoces mejor que yo Novartis y tal vez por eso veas como posible la fusión con BMS. En mi opinión este escenario no entra en los planes de Novartis. Aunque resulte un vaticinio un tanto aventurado creo que el futuro de Novartis pasa por Roche-Genentech. Como sabes Novartis ya tiene un pie en Roche desde hace unos cuantos años (y no hay evidencias de que quiera retirarlo), aunque aún no cuenta con la mayoría de las acciones con derecho a voto. De llegar a consumarse la integración se alcanzarían los dos objetivos que señalas: afianzar la posición en EE.UU. y reforzar la cartera de oncología. Un saludo.

FERNANDO COMAS said...

De acuerdo...es pura especulación de mi parte. Desde hace tiempo Novartis tiene una buena participación en el capital de Roche(no hace mucho incrementado)pero mientra Oeri, Hoffmann, Sacher("capital familiar") retengan el 50% Daniel Vasella no "cruza el rio...No deja de ser la "Crónica de una compra anunciada" pero tendrá que haber muertos...(de muerte natural, por supuesto).
Por otra parte Roche está teniendo un desarrollo, tanto en ventas como en "pipeline" realmente sorprendente. Por qué no especular que tambien puede crecer solo, a su manera...?.
Gracias por tu respuesta. Aprovecho de abrirte las puertas de PHARMACOSERIAS para "entrar y romper" siempre que quieras.
Cordiales saludos

Miguel A. Tovar said...

La verdad es que a las farmacéuticas suizas les va bastante mejor que a otras 'big pharma' y muchísimo mejor que a los bancos de aquel país...
Gracias por la invitación. He aprovechado para añadir el enlace a tu página, que ire visitando con asiduidad, aunque debido a la frecuencia con que la actualizas no sé si me dará tiempo a asimilar toda la información que vas acumulando en ella ;-)
Saludos cordiales.

Fernando Comas said...

Miguel, no estoy solo...perdona mi tozudez

"The two most likely deals appear to be the acquisitions of Bristol-Myers Squibb and Bayer," commented Mr Seget. "Currently the best placed acquisitors appear to be Sanofi-Aventis and Novartis, but we should not rule out Johnson & Johnson or GlaxoSmithKline, if its acquisition of Allergan does not come to fruition."
"Mergers and Acquisitions in the Pharmaceuticals Sector, 2009 - Critical success factors for competing in a consolidating market" URCH Publishing

Miguel A. Tovar said...

"Currently the best placed acquisitors appear to be Sanofi-Aventis and Novartis". Puedo estar de acuerdo con la afirmación si se añade a continuación la palabra 'respectively'. Por otra parte, durante la última década, en numerosas ocasiones hemos oído especular con la adquisición de Bayer por Novartis. Pero Vasella lo ha negado siempre. Por ejemplo en septiembre de 2007: "Novartis AG chief executive Daniel Vasella has ruled out a merger of major players in the pharmaceutical market, while again declining to comment on rumours linking the company with a takeover of German rival Bayer AG." (ver Forbes: http://tinyurl.com/dbeaj8). En cambio varias veces ha abogado públicamente por la integración con Roche (ver swissinfo.ch: http://tinyurl.com/dxedpa). No niego que podría darse un acuerdo entre Novartis y BMS, tan sólo que en mi modesta opinión se me antoja remota la posibilidad.